Como hacer una máscara veneciana

A muchos de nosotros nos gustaría tener una máscara veneciana, y puesto que es más creativo hacerlas que no comprarlas, os voy a enseñar a hacer una máscara veneciana, luego con los conocimientos que yo os diga y añadiéndole un poco o un mucho de imaginación pues obtendremos de mejores hasta las mejores máscaras.

Un poco de historia…

El termino máscara en latín significa persona, y significa el papel que cada uno representaba en la sociedad. Se empezaron a usar mascaras en la antigua Grecia en las obras teatrales. ¿Y por qué usaban mascaras? Usaban mascaras debido a que cada persona hacia de varios personajes, y así cambiándose de mascara cambiaban de personaje sin tener que haber varias personas, o sea, una persona por personaje.

Para hacer una máscara veneciana necesitarás…

Plastilina

Papel de aluminio

Agua con pegamento (al 50% de cada uno)

Retazo de periodicos o telas

Pinturas acrílicas o temperas

Hojas de papel para hacer bocetos

Lápiz

Otros: purpurina, sprays…

Pinceles

¿Cómo se hace?

Dibuja el diseño de la máscara. Con la Plastilina construye el molde, utilizando tu rostro como modelo, presiona con tus dedos sobre tus ojos, quitale esa parte a la plastilina y luego acaba haciendo la forma palpando con tus dedos en la plastilina que tienes en tu cara, hasta que acabes de modelar todo tu rostro.

Cuando lo termines tienes que forrarlo con papel de aluminio apoyándote en una superficie curva.

En un bote pondremos 75% cola con 25% de agua, y se lo pasamos por encima del molde de la máscara. Después pondremos los restos de periódico hasta que quede todo cubierto. Otra vez pasaremos la mezcla y otra vez las tiras de periódico  Contra mas capas mejor, mas dura quedará la máscara. Lo ideal es que quede lo más rígida posible y pierda toda su flexibilidad. Aplica 2 o 3 capas y deja secar.

Ahora te toca pintarla con los colores que hayas elegido pero cubriendo bien todo y que no se te vean las letras del periódico  le pondremos todos los detalles que queramos dibujarles una vez que la 2a capa de pintura esté seca. Una vez la máscara ya esta seca se separa de la zona donde nos hemos apoyado para hacer la mascara y separaremos la plastilina de ella.

Para que nos quede sujeta con un hilo o cinta stretch.

Espero que haya sido de vuestro agrado esta explicación y para los próximos carnavales o para cuando lo necesitéis, podáis haceros una mascara veneciana hecha por vosotros mismos.

 

 

Cómo hacer un disfraz de india casero

¿A que madre no le gustaría disfrazar a su hija de india?, os voy a decir una manera casera de hacer el disfraz de vuestra hija pero antes una noticia que no me había yo enterado y que es la siguiente:

“La hija de Carolina de Mónaco ha desatado muchas críticas a raíz de vestirse de india nativa norteamericana para celebrar el fin de fiesta del concurso hípico Master Gucci, en París, en el que ella suele participar todos los años. Algunos califican a Carlota “ignorante” y otros “racista”.” Así lo anunciaba la página http://semana.es  de la cual recojo la noticia como idea de disfraz.

Para hacer un disfraz de india necesitaremos…

Fieltro marrón-1 metromás o menos

Cenefas de colores- las que podamos encontrar y dependiendo de nuestro gusto

Vivo marrón, para cinta de cabeza y el cuello

Una cremallera larga y marrón de unos 35 CMS

Una pluma

Cinta de raso fino

Maquina de coser, hilos de los colores que vayamos a utilizar

Tijeras normales y si puede ser de las que cortan en zig-zag aun mejor

Preparación vestido de india

Tras hacer el patrón tal como en la foto en el fieltro marrón lo recortaremos. Debemos dejar algo más de medio centímetro para poder hacer luego las costuras. Si al final el vestido nos queda muy corto, no va a pasar nada pues podemos añadir una tira más ancha la cual podemos recortar haciendo unos flecos y haciéndola con un toque algo más original, también podemos aportar nuestras propias ideas al diseño.

Una vez recortadas la parte delantera y la trasera, debemos acordarnos de que en la parte posterior (la de la espalda) debemos hacer una obertura para poner la cremallera.

Para ser más fácil pondremos ahora la cremallera pues luego con el vestido montado va a ser más difícil. Si queremos darle un toque especial con algo mas de color en el pecho, le pondremos cenefa azul, de esa manera le dará más vida a la vez que un toque de personalización a nuestro disfraz. Más abajo puedes coser otra tira de fieltro marrón con una cenefa de color rojo esta vez, siempre estos colores se pueden hacer a nuestra manera, así su disfraz será único.

Si cortamos los bordes con la tijera en zigzag quedará mucho mejor aún.

A la hora de coser vamos a empezar por los hombros, siempre mejor si doble costura le hacemos pues más seguro va a quedar (pues no queremos que lo pierda por el camino).

Seguidamente, vamos a coser los lados del vestido, y ya listo va a quedar siempre y cuando no nos quede más corto de lo normal, puesto que en ese caso tendremos que hacer lo que os indique antes al principio.

Preparación cinta del pelo

Tenemos dos opciones, la primera seria comprarle una cinta de pelo de color rojo y ponerle la pluma cosida o de una manera que quedara bien sujeta. La segunda manera seria utilizando la misma tela que en el pecho o bien la roja o la azul, la cual se coserá en zig-zag de color naranja por ejemplo. Luego le coseremos también la pluma. Creo que la niña que lleve este disfraz tan original y tan casero va a ser la niña mas guapa de la fiesta!!

Del reciclaje al cine

Ya muchas veces hemos hablado de cómo nos pueden servir de gran ayuda elementos y objetos reciclados para poner en marcha la elaboración de un disfraz. Esto es algo que no tiene límites, o por lo menos que conozca la propia imaginación.

En este caso, aunque quizás ya creáis que lo habéis visto todo del reciclaje, volvemos a él para enseñaros lo que son capaces de hacer algunos con el plástico. Algunas cosas más sencillas y otras algo más elaboradas. Pero con un poco de maña cualquiera de estas podrá servirte en cualquier fiesta o evento en el que quieras asistir, con un disfraz original y, sobre todo muy barato.

Traemos tres que se engloban en el material del que están realizados, plástico reciclado. Y por la temática, ya que los tres son de películas para todos los públicos, que seguro que todos reconocemos enseguida (algo muy importante cuando nos disfrazamos).

Daba-daba- duuuuuuuuu!

Ese no era otro que el sonido de la felicidad de un hombre al acabar su jornada laboral y marcharse a casa. Un grito que todos durante nuestra infancia alguna vez alzamos al llegar la hora de salir del cole, que tan bien imitábamos de Pedro Picapiedra, en la serie que protagonizaba.

Este es el caso más fácil de realizar un traje que, no por ello, deja de ser menos bueno. Ya que representa de una forma muy sencilla el traje de Pedro. Si recuerdas los dibujos, eran líneas rectas.

Aquí han utilizado para ello una bolsa de basura grande naranja, la cual han cortado en picos la parte baja y tres agujeros para cabeza y brazos. Decorando con triángulos de bolsa negra y una corbata hecha con otra de color azul.

Una autentica princesa

De esta forma realizaron la parte superior del vestido con el que una niña asistiría disfrazada de Blancanieves a una de sus fiestas. Una buena forma para, si eres un manitas, ahorrarte un dinero teniendo como resultado un vestido que, yo diría, es mejor que cualquier otro que puedas comprar.

Eso sí, tienes que tener algún conocimiento de patronaje.

El lado oscuro

Una idea súper buena y que más de uno usará a partir de ahora. Con solo una botella de 2 litros de agua, leche o incluso lejía (bien lavadas), unos tijeretazos, pegamento y pintura. Con la ayuda de estos pasos, podrás conseguir hacerte una careta de los Guardias del lado más oscuro de la galaxia.

Como veis, no hay límites en cuanto a creatividad se refiere.

 

Con la música a otra parte

En mayor o menor medida, a todo el mundo le gusta la música, en diferentes estilos, pero algún tipo siempre nos hace caricias en el oído. Una parte de la población, sin embargo, la vive de manera mucho más especial y con más sentimiento.

Por esa razón, en la siguientes líneas os voy a proponer algunas ideas para que, si pertenecéis a ese grupo que ama la música, podáis transmitirlo al mundo también con un disfraz que no dejará indiferente a nadie.

Será difícil encontrar este tipo de disfraces, por eso, con un poco de imaginación, otro poco de maña y algo de paciencia, podéis haceros uno vosotros mismos de la manera que se os ocurra. Es el momento de ser creativos y de agitar nuestro cerebro a ver si salen buenas ideas.

Elementos del pentagrama

Una de las posibilidades que os propongo es disfrazaros de elementos que componen el pentagrama.  Son símbolos muy fáciles de dibujar, por ello, cualquier base de cartón puede servirnos para montar la estructura principal del traje.

Puedes dibujar diferentes tipos de notas, como corcheas, semicorcheas, blancas, tresillos… o otros símbolos del pentagrama como el que indica un sostenido o un bemol, o un silencio o las claves de sol o de fa… Esta opción puede ser buena para grupos, pero si queremos algo individual, mejor algo diferente.

Si el único amante de la música eres tu, la alternativa que te propongo es que directamente tu seas un pentagrama. Puedes crear una melodía con las distintas notas e insertar todos los elementos y símbolos musicales que te parezcan necesarios. Estoy segura de que muy pocos han sido aquellos que se han atrevido a manifestar así su gusto por este arte.

Para los muy mañosos

Si las manualidades se te dan bien y quieres trabajarlo, puedes formar una orquesta sinfónica. Cada miembro del grupo será un instrumento. Tenéis que tener en cuenta que una orquesta siempre tiene algunos instrumentos básicos. Será imprescindible por tanto, que tengas un violín, una viola, un biolonchelo, un contrabajo, algún fagot, un oboe…

Y si al final decides hacer una orquesta, también será necesario la figura de un director y su inseparable batuta. Normalmente, los directores de orquesta suelen con traje negro o smoking, con camisa blanca. y a veces también pajarota.  Las chicas, aunque pocas todavía, pueden llevar todo tipo de prendas. Se puede elegir entre un elegante vestido negro o un sobrio traje de chaqueta y pantalón.

 

 

 

 

 

Las mamás también quieren divertirse

La entrada de hoy va dedicada a esas parejas o futuras mamás que aun quedándoles poco tiempo para ser uno más siguen con ganas de salir y entrar. Y no quieren renunciar a ninguna fiesta ni evento, aunque sus dimensiones, creen, no les dejan mucho margen a la imaginación.

Quizás te gustaría disfrazarte de algo que ahora mismo no encaja con tu estado, pero no te pongas triste. Como siempre, que os damos ideas, aprovechar tu estado y hacer un disfraz original. Ya habrá tiempo de disfrazarse de lo que más te guste, pero no siempre vas a estar embarazada.

Puedes ir sola o acompañada por tu pareja.

¡Sácale partido!

¿Qué mejor forma de aprovechar la circunferencia de tu barriga que utilizarla como pelota de baloncesto? Para esto solo tienes que disfrazarte de jugadora de basket. Ya sabes, unas coletas, una camiseta de tu equipo preferido, unos pantalones cortos como equipación y dejar al aire tu incipiente tripita. La cual pintaras de naranja, dividiendo con pintura negra las líneas que tiene un balón de baloncesto.

(Si tu pareja quiere acompañarte puede disfrazarse también de jugador de tu mismo equipo o el contrario).

Algo se está cociendo

Y es que a tu bebe ya le falta poco para salir del horno. Con esta metáfora puedes decidir crear un disfraz que represente un horno. Es fácil, solo necesitas una caja y customizarla para que se parezca al electrodoméstico.

Esto lo puedes llegar a conseguir pintando la caja de negro o blanco. Pegando botones de regulación y cortando lo que sería la puerta de este. Recuerda dejar de recortar un cuadrado entero. Pues si evitamos cortar el cuarto lado hará función de bisagra.

Puedes subirte la camiseta enseñando la tripa y una vez que abra la puerta que se vea dibujado en esta un pollo frito, una tarta o lo que se te ocurra. (Si quieres ir acompañada, el papa puede ir disfrazado de cocinero. Para seguir la metáfora)

Huevo con mucha yema

Como última opción está este disfraz de huevo. En él, aprovecharas tu barriga para crear la yema. Para ello solo tendrás que tener una camiseta amarilla. Después crearemos la parte de la clara.

Esta parte es un poco laboriosa, pero no complicada. Podemos crearla mediante goma espuma, gomaeva o cartulina. Creando dos partes, la delantera y la trasera. Trazaremos la primera parte, con una serie de curvas y solo tendremos que poner ésta cortada encima de la otra para calcar la forma.

Ahora nos pondremos la parte delantera y trazaremos un hueco para meter nuestra tripa. Solo nos quedara unir las partes. Esto puede ser cosiéndolo, con tachuelas o simplemente con grapas. Dejando hueco para la cabeza y brazos. (Si quieres ir acompañada, tu pareja puede ir disfrazado de bacon)

Éstas son solo algunas ideas ¡Anímate e imaginar más para lucir esa tripa!

 

Disfraces infantiles de poquísimo presupuesto

Los que tienen hijos sabrán lo estresante que resulta diseñar un disfraz para tantas fiestas infantiles, teatros, actuaciones y acontecimientos varios a los que nuestros hijos son invitados. Y es que toda la responsabilidad recae en los padres, los cuales tienen que elegir entre la originalidad y el coste del disfraz.

Muchas veces la solución es más sencilla de lo que creíamos. Y con poco podemos realizar vistosos diseños y muy simpático. Y todo con cosas que podrás encontrar en tu misma casa.

El mapache ladrón

Con solo tres elementos: un calcetín rayado (a poder ser en tonos marrones o blancos y negro), un antifaz simple negro, y dos trozos de cartulina o bien gris o marrón, depende del calcetín elegido.

Es fácil, el calcetín nos hará la función de colita del animal. Lo rellenaremos de algodón, goma espuma o almidón. Y lo coseremos en la parte trasera de un pantalón. Si no quieres dañar un pantaloncito, también puedes coserlo a un cinturón.

El siguiente paso será recortar el antifaz, de tal modo que quitamos el hueco de la nariz y redondeamos. Tiene que quedar como si fuera un “8”. Después cogeremos la cartulina y haremos dos triangulitos que pegaremos en el antifaz, y servirán como orejas.

Rodolfo Reno

Disfraz que también puedes reservar para navidad. Solo necesitaremos una sudadera con capucha, a poder ser en tonos marrones. Dos guantes y un trozo de tela blanco o beige.

La técnica es sencilla, cogeremos los guantes y rellenaremos con algodón, almidón y goma espuma, hasta que se quede rígido. Después los coseremos en la capucha de la sudadera elegida.

Para terminar, le coseremos en la delantera el trozo de tela, que marcara la tripa del animal.

Y para que sea el genuino Rodolfo Reno, no olvides pintar la nariz roja de tu hijo o ponerle una nariz bien grande de payaso.

Animales de la noche

El animal más nocturno lo encontramos en este gracioso búho. Quizás el más complicado que realizar pero también muy vistoso. En este caso necesitaremos cartulina blanca, témperas, una camiseta vieja de adulto y retales de tela grises, blancos y ocres.

Empezaremos por hacer el antifaz, que debemos de realizar con dimensiones grandes, en las cuales se identifique un pico y unos ojos enormes. Los decoraremos pintándolos con temperas y le pondremos una gomita, cordón o lazo para sujetarlo a la cabeza.

Luego cogeremos la camiseta vieja y le quitaremos las mangas. Después trazaremos una plantilla en uno ellos retales con forma de arco de media punta. Cortaremos un gran número y los iremos cosiendo a la camiseta hasta cubrirla por completo. Haciendo así las plumas.

Aprovecha la primavera para renovar  tu armario y reciclar las prendas. Consigue crear  estos  animalitos del bosque.

 

Disfraces de papel

En este caso, puede que el disfraz que elijamos no sea literalmente entero de papel, porque su resistencia a cualquier líquido, movimiento brusco o viento puede dejarnos con el culo al aire en más de una ocasión. Pero si podemos hacer que el papel sea un buen sistema, barato y fácil de manipular poniendo un poco de ingenio.

Sería conveniente que la base fuera de plástico o tela y encima montásemos nuestro disfraz de papel. Hoy en día existen multitud de colores, texturas, con fondos de relieve… que nos puedan ayudar a diseñar y dar un toque más realista a nuestro traje.

También sería acertado avisaros de que el factor paciencia en este caso es sumamente importante, puede que se nos rompa el papel, que no tome exactamente la forma que queremos o que tengamos que buscar una nueva idea de colocación porque no se puede encajar de esa manera.

Un vestido que informa

Para hacer este disfraz para una niña, podéis coger un vestido de tirante por ejemplo y con algo de vuelo en la falda. Aunque este es un ejemplo, después podéis adaptarlo a lo que tengáis por casa o podáis conseguir más fácilmente.

Cuando ya lo tengamos, le ponemos el vestido y es entonces cuando todo se transformará. Tomaremos retales de periódicos antiguos que tengamos tirados en alguna esquina o en el fondo de un revistero. Después iremos cortando noticias de diferentes tamaños y las iremos pegando aleatoriamente encima de la tela del vestido.

Tener en cuenta que estáis pegando encima de la tela y que tendrá que estar suficientemente bien pegado para que no se caiga y estropee la idea. Es recomendable por tanto usar un adhesivo adecuado para este fin.

Dejar secar y decorarlo al gusto

Cuando hayamos cubierto todo el vestido con retales de periódicos, sin que quede ningún trozo sin cubrir, deberemos dejar que el pegamento actúe y se seque totalmente. Eso sí, tendréis que tener mucho cuidado para que al sacar el traje no se desprenda ni se rasgue ningún trozo de periódico.

Una vez que ya esté seco, entonces podremos dejar volar nuestra imaginación y acabar poniéndole los detalles que más nos gusten. Si queréis unos ejemplo simples, se pueden marcar los bordes con rotulador negro para separar cada noticia, se le puede dibujar en colores vivos una flor en un lado de la parte delantera, se le puede poner un cinturón en color rojo para que destaque….

 

Lo que se puede hacer con una caja de cartón

Algunas veces no hacen falta grandes elementos para hacer un disfraz original o por lo menos que te saque de un apuro de última hora. En este caso, solamente necesitaremos un elemento principal, una caja de cartón.

Para conseguir un atuendo completo, de las propuestas que os haré a continuación, tendremos que tener en cuenta de que también nos harán falta elementos como la pintura, forro para plastificar el cartón y así darle algo más de resistencia para que mantenga la forma y que no se estropee si se moja…

Es algo sencillo, eso está claro, y en principio puede parecer hasta algo «cutre», pero su principal ventaja es el precio y la posibilidad de dejarse llevar por la imaginación y en algunos casos, transportarnos a la infancia y sacar nuestra faceta de niño al exterior.

Un semáforo

No hay cosa más sencilla y fácil de hacer que ir disfrazado de semáforo. Solamente necesitaremos una caja de cartón de forma rectangular que nos cubra las 3/4 partes de nuestro cuerpo y pintura de colores naranja, verde y rojo. Incluso podemos elegir uno de los tres colores para representar en qué estado estamos: en rojo, verde o ámbar.

Es conveniente que para que los colores destaquen más en fondo de la caja sea negro. De esa manera el contraste será mayor y se verán más claramente cada uno de los colores. Aunque lo apropiado sería pintarlo de amarillo ocre y rematar los círculos de cada color con tinta negra. Si se quiere, además podemos llevar un gorro de silicona negro en la cabeza como complemento al disfraz o en amarillo ocre si se elige la segunda opción.

La caja tonta

Cuando nos referimos a la caja tonta, nos referimos al televisor, y su nombre ya nos da una idea de que la mejor manera de disfrazarse de este aparato es una caja. En este caso, nos vendrá mejor una caja de cartón pero en sentido horizontal, es decir, bastará con que nos cubra el tórax y quede algo de sobrante por las esquinas.

En este caso también existen muchas opciones, como dibujar el borde y las antiguas teclas de cambio de canal o de ajuste y poner a algún personaje famoso dentro del borde o una famosa serie que haya marcado una época o a una generación… Incluso se pueden poner unas antenas en la cabeza, imitando a los «cuernos» que se utilizaban para sintonizar los canales.

 

Disfraces que funcionan sólo en tu cabeza

Como es habitual, hay ideas que están muy bien planteadas, creativas y originales pero que al llevarlas a la práctica…Nos parece imposible o se caen por su propio peso. Esto también pasa cuando nos hablan de fiestas de disfraces. Nos venimos arriba pensando e imaginando el disfraz, como hacerlo nosotros mismos sin gastarnos mucho dinero.

Luego llega el día, nos ponemos todos los bártulos y… rezamos para que nadie nos reconozca debajo de esa pintura restregada en la cara y esos atuendos revenidos. A continuación os damos una serie de personajes de los que NO ES UNA BUENA IDEA disfrazarse.

Dr.  Zoidberg

Si tus amigos deciden que sería genial ir disfrazados de los personajes de Futurama, nunca, nunca, nunca elijas el personaje de Zoidberg. Ese cangrejo cósmico que arrasa por comida por todos  lados. Dirás que es fácil, te pintas de rojo, te pones un guante del mismo color en la boca, una bata y andar de lado al grito de “bbbbbbrrrrrrrrrrrr”.

La realidad es la siguiente: Serás un esperpento pintado como por un niño pequeño de rojo, un gorro para la piscina donde se re escaparan los pelos. Y un guante que se te caerá mil veces en la boca. Elije antes…ve de Fry!

Star Wars

Si tu sueño es ir de los legendarios personajes de La Guerra de las Galaxias piénsalo dos veces antes de aventurarte a decir “esto me lo hago yo, ¡está chupao!”   Lo que tú entiendes por chupao es en realidad ir con mayas, careta y andares raros. No se puede ser Chiwaka con una peluca y una barba postiza al igual que no se puede ser R2 D2 con un ridículo sombrero de cartulina y una camiseta amplia blanca con botones dibujados.

Ese tipo de cosas hace que George Lucas llore desde su mansión de Los Ángeles…

Los vengadores

Vengarse es justo lo que tendrían que hacer el conjunto de súper héroes de todos que, como tú, plantean disfrazarse de ellos con cosas de andar por casa. Eso sí que pone verde de rabia a Hulk, ver como tu amigo José dice ir de él. Que lo único que ha hecho es pintarse todo el cuerpo verde y llevar una camiseta rasgada con unas tijeras de punta redonda…

Más que salvar el mundo merecéis que vengan unos mayas y os echen dentro de un volcán para que los dioses perdonen esta provocación…

Estos son unos claros ejemplos que hay que deja de hacer estas cosas, no seas cutre. Muchas veces vale más comprarse un buen disfraz y gastarse un dinerillo bien gastado.

 

 

 

Jugar en días de lluvia

Dios sabe que quiero a mis sobrinos, pero estos días de lluvia hace que se me olvide a veces… No podemos ir a dar una vuelta, ni jugar en el jardín. Lo único que quieren es jugar con mi vieja consola o engancharse a la tele. Si a ti, querido leyente, te pasa como a mi, te diré la solución: cajas de cartón.

Acuérdate de cuando eras un niño, cómo te entretenías con poco y la de horas que podías estar así. Eso es algo innato en los niños, aunque los veas imposible hoy en día con tanta tecnología. Solo hay que fomentar su creatividad y es justo lo que vamos a hacer. Y todo gracias a una caja de cartón.

 El robot, todo un clásico

Toda una leyenda de los disfraces, creo que todos los niños (y no tan niños) lo han llevado alguna vez. Cogeremos la caja dejando la abertura en la parte de abajo, dejando el culo hacia arriba. Después trazaremos una circunferencia grande para la cabeza, y a los lados para los brazos. Una vez hecho el cuerpo, sólo queda mejorarlo.

Podemos pintarlo o bien forrarlo con papel de aluminio. Si le pegamos tapones de refrescos podemos hacerle los botones para darle mas realismo. Incluso podíamos hacerle con una caja más pequeña la cabeza. En la que dibujarle una boca que simule un sensor de sonido, con barras de gráficos que suban y bajen.

 Palomitas de maíz

¡Un disfraz de cine! Siguiendo el procedimiento del robot, hacemos los huecos de la cabeza y los brazos. Una vez teniendo agujero para las extremidades, pintaremos la caja a rayas anchas rojas y blancas, que será perfecto con tempera. Solo pintaremos en vertical, la parte superior ira de otra forma.

Ahora, tocará arrugar hojas de papel, haciendo bolas. Podemos hacer de diferentes tamaños y evitaremos que se queden compactas. Las palomitas se quedan abiertas, y queremos conseguir esa sensación. Después las pegaremos en la parte superior amontonándolas. Puede mejorar el disfraz si con un papel amarillo escribimos la palabra “popcorn” y pegamos en el frontal.

 Vuelta en globo

El disfraz más original, a mi parecer. Necesitaremos quitar lo que es el culo de la caja, dejando sólo los laterales. Una vez quitados, podemos dejar el cartón bruto o dibujarle con rotulador negro un trenzado imitando al mimbre propio de las cestas.

Ahora vendría la parte mas complicada, que sería rellenar varios globos de colores de helio, que haga que floten, atándolos con cordeles a la cesta.

¡Y ya está la tarde echada!