Lo que se puede hacer con una caja de cartón

Algunas veces no hacen falta grandes elementos para hacer un disfraz original o por lo menos que te saque de un apuro de última hora. En este caso, solamente necesitaremos un elemento principal, una caja de cartón.

Para conseguir un atuendo completo, de las propuestas que os haré a continuación, tendremos que tener en cuenta de que también nos harán falta elementos como la pintura, forro para plastificar el cartón y así darle algo más de resistencia para que mantenga la forma y que no se estropee si se moja…

Es algo sencillo, eso está claro, y en principio puede parecer hasta algo “cutre”, pero su principal ventaja es el precio y la posibilidad de dejarse llevar por la imaginación y en algunos casos, transportarnos a la infancia y sacar nuestra faceta de niño al exterior.

Un semáforo

No hay cosa más sencilla y fácil de hacer que ir disfrazado de semáforo. Solamente necesitaremos una caja de cartón de forma rectangular que nos cubra las 3/4 partes de nuestro cuerpo y pintura de colores naranja, verde y rojo. Incluso podemos elegir uno de los tres colores para representar en qué estado estamos: en rojo, verde o ámbar.

Es conveniente que para que los colores destaquen más en fondo de la caja sea negro. De esa manera el contraste será mayor y se verán más claramente cada uno de los colores. Aunque lo apropiado sería pintarlo de amarillo ocre y rematar los círculos de cada color con tinta negra. Si se quiere, además podemos llevar un gorro de silicona negro en la cabeza como complemento al disfraz o en amarillo ocre si se elige la segunda opción.

La caja tonta

Cuando nos referimos a la caja tonta, nos referimos al televisor, y su nombre ya nos da una idea de que la mejor manera de disfrazarse de este aparato es una caja. En este caso, nos vendrá mejor una caja de cartón pero en sentido horizontal, es decir, bastará con que nos cubra el tórax y quede algo de sobrante por las esquinas.

En este caso también existen muchas opciones, como dibujar el borde y las antiguas teclas de cambio de canal o de ajuste y poner a algún personaje famoso dentro del borde o una famosa serie que haya marcado una época o a una generación… Incluso se pueden poner unas antenas en la cabeza, imitando a los “cuernos” que se utilizaban para sintonizar los canales.