Una pareja de cine

El cine nos ha dado parejas inolvidables y podríamos escoger entre muchas de ellas a la hora de decidirnos por un disfraz en pareja inspirado en el celuloide. Pero hoy vamos a proponer dos clásicos que no solo siguen estando presentes en la mente de todos, sino que son sencillos de realizar y de reconocer por cualquiera.

El primero de ellos se puede conseguir con prendas que tenemos por casa y el segundo es barato y fácil de encontrar en cualquier bazar o tienda de disfraces en todas las ciudades. Como se trata de dos propuestas muy vistas vamos a darles un toque diferente para hacerlos un poco más divertidos.

Charlot, un clásico que no pasa de moda

Charles Chaplin en su clásico personaje de Charlot al que debe su fama, nunca pasará de moda en el mundo del cine. Pero tampoco pasará de moda en el mundo de los aficionados a los disfraces ya que es un atuendo muy fácil de conseguir, apto para los dos sexos y divertido para mayores y para niños.

Conseguir transformarse en Charlot no es en absoluto complicado, tan solo necesitas un traje negro, da igual corte o condición. Un bastón que siempre puedes suplir por un paraguas si no deseas comprar uno a propósito para el traje. Un bigote que bien puedes pintar para no preocuparte de si cae o no cae y su peculiar sombrero.

Y es que lo principal de este traje no son tanto los detalles del mismo como la personalidad que le quieras dar, caminando como solía hacerlo el cómico más famoso de todos los tiempos, balanceándose hacia los lados de un modo muy característico y que tantos han tratado de emular.

Pero si lo que queréis es ser una auténtica pareja de cine…Charlot debe de ser ella, sin duda.

Smiffy's - Disfraz de Estrella de los años 20, con Chaqueta, Pantalones, Chaleco postizo y Corbata Charleston, Color Negro, L 33830L
  • Incluye Disfraz de estrella de los años 20, con chaqueta, pantalones, chaleco postizo y corbata
  • Tórax 42"-44" / cintura 36"-38" / entrepiernas 33"
  • Nuestro equipo interno de seguridad asegura que todos nuestros productos son manufaturados y rigurosamente testados para cumplir con los estándares y regulamentos europeos y americanos de seguridad
  • Smiffys es un proveedor líder de disfraces y una empresa familiar con una herencia de 123 años en disfraces, pelucas, maquillaje y accesorios
  • Tenga en cuenta que todos nuestros productos Smiffys siempre vienen en un empaque completo con la marca Smiffys

Marilyn, la leyenda eterna.

Y para él otro clásico que tampoco morirá nunca. La rubia más famosa del celuloide, el símbolo erótico de toda una época que ha sabido seducir por igual a hombres y a mujeres de distintas generaciones con su mezcla de sensualidad y fragilidad. Esa rubia que parecía tonta pero que siempre se salía con la suya en sus inolvidables y divertidas comedias.

Por muy poco podrás conseguir el atuendo completo: la peluca rubia y el inmortalizado vestido blanco de vuelo que tan malas pasadas le jugaba a Marilyn al pasar por una salida de aire de una acera

WIDMANN Widman - Disfraz de Marilyn para mujer, talla M (35022)
  • Marilyn vestido para adulto (m)
  • UK 10 – 12
  • Disfraz
  • Marca nueva

Conviértete en una obra de arte

Te propongo un disfraz que puede ser realmente barato, original y que va a causar sensación allá donde vayas. Además es una gran alternativa tanto para disfraces individuales, como en pareja o incluso para grupos. ¿Conoces los cuadros de Pop- Art? Si, esos de fuertes colores y con aire de comic. Pues justamente de eso te estoy hablando.

La vestimenta para ese tipo de disfraces no es complicada, colores llamativos y si es posible un cierto aire a las películas americanas de los años cincuenta o sesenta. Una peluca a juego también de un color intenso, amarillo fuerte, negro azabache o naranja mandarina.

Pasos para realizar el maquillaje

Lo primero que debes de tener en cuenta es que la capa de maquillaje que vas a llevar es muy espesa y va a tapar tus poros, así que prepara tu piel hidratándola bien antes de someterla al proceso. Comienza con una buena base y corrector para borrar ojeras y todo tipo de granos que puedas lucir tu look de la mejor manera.

A continuación debes aplicar una capa gruesa de maquillaje de fantasía que sea de un color rosa pálido. Si no encuentras nada de ese estilo usa un maquillaje normal que tenga al menos dos tonos menos del de tu piel natural y extiende una capa generosa. Sécalo con polvos para que no se corra.

Y aplica los detalles

Vas a necesitar dos lápices de tinta líquida, tipo rotuladores, en colores negro y rojo. No uses rotuladores no aptos para la piel, el efecto será horrible y además puedes acabar con irritaciones. El lápiz negro puedes encontrarlo en una tienda de maquillaje normal, el rojo puedes comprarlo en una tienda de maquillajes de fantasía o de disfraces. Si no lo encuentras súplelo con una barra de labios roja de pincel.

Con el lápiz negro dibújate unas cejas muy marcadas. Hazte la raya del ojo al más puro estilo pin-up y utiliza el mismo lápiz para dibujarte la línea de los labios, aunque intenta que en este caso quede lo más fina posible. A continuación maquilla tus labios, aplica sombra de ojos de tono intenso y con el lápiz rojo dibuja los puntos por tu rostro.

Como ves en las fotos el efecto sombra es el toque final y puedes escoger entre aplicarlo solo por el cuello o hacerlo también por la cara. Dependerá de tu pericia. Como ves no es tan complicado, es más cuestión de paciencia que de conocimiento, así que te animo a que lo intentes.

Mickey y Minnie, disfraz en pareja divertido y barato.

Los divertidos ratoncitos Disney son una graciosa alternativa para disfrazarse niños y mayores. No puede resultar más barato y más sencillo de realizar y para fiestas infantiles siempre resulta infalible. ¿Qué niño no ama a Mickey?

Como papis podéis ser los mejores anfitriones en la fiesta de cumpleaños de vuestro hijo si recibís así vestidos a los amiguitos del homenajeado que seguramente se sentirán muy felices de ser recibidos de esa forma. El único problema es que sin duda pedirán que les hagáis un maquillaje similar, así que id preparando una buena cantidad de pintura infantil.

La ropa, no supone un problema.

Lo más característico de Mickey y de Minnie son sus ropas negras y rojas. Para él una camiseta de manga larga negra y unos pantalones rojos con tirantes del mismo color. Si se quieren hacer los pantalones cortos a medida estará bien, pero si no el pantalón rojo de un chándal al que se le peguen unos círculos blancos a la altura de los tirantes serán suficientes.

Para ella una camiseta de manga larga negra y una faldita roja. Si se tiene una a lunares blancos sería perfecta, pero cualquier prenda de este color vivo vale para recrear a la fiel compañera del mejor representante de Disney.

Ambos podéis completar el disfraz con unos guantes blancos y pintándoos la punta de la nariz de negro con unos largos bigotes ratoniles.

Las características orejas no pueden faltar

Pero no seréis realmente Mickey y Minnie si no lleváis sus enormes y redondas orejotas. Un gorro negro de lana al que se le peguen dos círculos del mismo color de cartulina dará al disfraz su característica más importante. Si no queréis molestaros es muy sencillo encontrar diademas con estas orejotas en cualquier bazar de disfraces a precios baratísimos.

Minnie debería de llevar un enorme lazo rojo a lunares blancos en el medio de la cabeza, ya que la ratoncita siempre ha sido muy coqueta y es algo que todos los niños saben bien.

Pero si tu hijo o tu hija se mueren de envidia al verte, la versión infantil se puede realizar igual de fácil y solo será necesario invertir en los guantes y la cartulina para que toda la familia tenga es toque de auténticos fans de los personajes más queridos y más entrañables salidos de la imaginación del fantástico Walt Disney.

Errores comunes a la hora de escoger un disfraz en pareja.

Cuando dos personas optan por un disfraz en conjunto deberían de ser amigos o pareja muy compenetrados. Si no es así se corre el riesgo de que uno de los dos acabe poniéndose de mala gana un traje escogido por la otra persona. Es la forma más sencilla de terminar la noche de mal humor y quizás hasta discutiendo.

Por otro lado tampoco se les debe de ir la mano con la buena onda. Un disfraz que implique que ambos miembros deban permanecer unidos a lo largo de toda la noche puede comenzar siendo divertido, pero seguro que resultará un engorro transcurrido algún tiempo.

No sea aburrido ni caiga en lo demasiado clásico.

Un disfraz tiene que  resultar divertido y fresco, Epi y Blas estuvieron muy de moda en los ochenta, pero a no ser que le vaya a dar un toque diferente es mejor que no escoja a esos personajes para su caracterización.

Por el contrario puede ser un punto original recurrir a personajes antiguos, que hace tiempo que no están de moda pero que siguen presentes en la memoria de la gente. Aportar un toque divertido y de recuerdo arrancará la sonrisa hasta a los más reacios.

Los cambios de sexo están demasiado vistos.

Si de verdad quieren sorprender a sus amigos trabájenselo un poco más. El cambio de sexo entre los miembros de la pareja puede hacer reír en un primer momento, pero ¿no cree que ya está demasiado visto? Hay muchas opciones divertidas que pueden explotar sin recurrir a algo tan manido y que seguramente verá hasta la saciedad en la fiesta a la que acuda.

También deben de evitarse los disfraces de mal gusto, soeces o que puedan herir la sensibilidad del resto de los invitados. A fin de cuentas nos disfrazamos para divertirnos y pasar una buena noche. Los disfraces irreverentes pueden tener su función si la fiesta es en la calle, pero en una fiesta en un local cerrado podrían dar lugar a situaciones incómodas.

Originalidad y diversión son la claves para una gran noche.

Con poco presupuesto y muchas ganas de divertirse pueden transformarse en los pálidos vampiros de la película de moda. Los personajes de fantasía también suelen tener mucho éxito, así como las imitaciones de parejas televisivas.

Si son una pareja de manitas pueden transformarse en huevo frito y patata,  tuerca y tornillo o en complementarias piezas de lego.

Ideas de disfraces sencillos de Martha Stewart

disfraces

No se necesitan complicaciones para tener un disfraz para una fiesta, disfraz para carnaval, disfraz para el colegio, basta con decidirse  hacerlo y preparar uno de acuerdo a lo que nos gusta. Pero no siempre hay dinero y algunas veces no se tiene mucho dinero para uno, para esas ocasiones no hay que privarse de un bonito disfraz y se puede hacer un disfraz sencillo en casa. Basta con inspirarse observando algunas buenas ideas de disfraz, y poner manos a la obra.

En este sentido hoy hemos elegido algunos diseños de disfraces sencillos de Martha Stewart, para quienes no sepan quién es la señora Stewart, les contamos. Martha Stewart es una conductora televisiva norteamericana con un gran talento para el diseño y las ideas de decoración y mejora del hogar, para la cocina y ricas recetas, para la economía doméstica y para las bodas, y su programa televisivo se ha mantenido en el top de la televisión durante muchos años, considerada es la gurú de la televisión diurna estadounidense.

Continuar leyendo «Ideas de disfraces sencillos de Martha Stewart»

Un Halloween de miedo: esqueleto

Continuamos durante unos días más con los disfraces de Halloween que podéis poneros para dejar aterrados a todos los asistentes a vuestra fiesta.

La propuesta que os traemos hoy es el disfraz de esqueleto. Este disfraz, si queremos realizarlo en casa, requiere un poco más de tiempo y destreza que los anteriores, pero será fácil, no os preocupéis. En cualquier caso, como siempre os decimos, los más perezosos o los que no tengan tiempo suficiente, siempre pueden acudir a alguna tienda de disfraces. Todas las propuestas que os hemos hecho hasta ahora son lo suficientemente clásicas para que puedan ser adquiridas fácilmente en cualquier establecimiento de este tipo.

Empecemos, pues. Lo primero que necesitaremos para su confección es una tela negra. A diferencia de lo que os aconsejábamos en el disfraz de Drácula, ahora puede ser del tipo que queráis, todo depende de la temperatura que vaya a hacer y del dinero que os queráis gastar en el género. Lo único imprescindible es que sea negra.

Una vez conseguida la tela, tendremos que diseñar y coser nuestro traje. Éste puede ser una única pieza o, si os resulta más cómodo, una parte de arriba y unos pantalones. Eso sí, tanto para chico como para chica, quedará mejor si la parte de abajo son pantalones. Con falda el disfraz quedaría un poco raro, aunque…¡todo es cuestión de echarle imaginación!

Cuando ya tengamos nuestro traje negro, debemos conseguir los huesos. Esto podemos hacerlo de varias maneras:

  • Podemos hacer una plantilla con todos los huesos del cuerpo humano ( lo más importantes, ¡si no nos eternizaremos!) y con ella pintar de blanco las formas de los huesos sobre la tela. Si conseguís pintura que brille en la oscuridad seréis los reyes de la fiesta.
  • Dibujar las formas de los huesos en una tela blanca e ir cosiéndolas en el traje negro
  • Conseguir papel adhesivo blanco, utilizar la plantilla, recortar las formas resultantes y pegarlas sobre la tela.
Por último, es una buena opción crear un maquillaje acorde con el resto del disfraz. Una cara blanca con las cuencas de los ojos pintadas de negro y una boca simulando cuerdas que la cierran o dibujos de dientes nos proporcionará el aspecto aterrador que andábamos buscando.
Ahora, ¡a producir gritos de terror!

 

 

Un Halloween de miedo: diablo

Hoy, dentro de la serie que le estamos dedicando a los disfraces para Halloween, os proponemos otro clásico: el disfraz de diablo.

Este disfraz, al igual que otros que ya os hemos ido comentando, puede adaptarse a todas las edades y sexos. Así que, incluso, podréis ir toda la familia vestida de malvados diablos. Os daremos las pistas para realizar de forma sencilla este traje.

Los «ingredientes» básicos que necesitaréis son ropa en tonos rojos y negros, unos cuernos, una cola y un tridente. Con estos cuatro elementos ya podréis decir con toda la razón del mundo que vais vestidos de diablos.

Al igual que está abierto a distintas edades y sexos, también podéis abarcar un amplio abanico de prendas de ropa.

Por ejemplo, para mujer, podéis haceros con una falda de tul y una camiseta roja, aunque si queréis también podéis lucir cuerpazo con algún vestido apretado de este mismo color. También podéis combinar estas prendas con algunas de color negro. En otras palabras, ropa más o menos femenina, a poder ser con faldas y, sobre todo, de color rojo. En cuanto al calzado, podéis poneros cualquier tipo de zapato, evitando zapatillas de deporte o similares. Si tenéis algunos zapatos acabados en punta estaréis genial.

En el caso de los hombres es más sencillo. Se pueden vestir con cualquier pantalón negro y una camiseta o camisa roja. Si se tiene ninguna camisa roja a mano también podríamos utilizar una blanca y añadir algún toque rojo, como una corbata o una pajarita. En cuanto al calzado, sirve casi cualquiera, salvo zapatillas de deporte. Nadie se imagina al diablo haciendo footing, ¿verdad?

Si tenemos niños, podemos convertirlo en pequeños diablillos poniéndoles cualquier tipo de ropa roja (sin dibujos, a poder ser) y maquillándoles un poquito la cara de este color.

El resto de accesorios (los cuernos, la cola y el tridente) también podemos fabricarlos con algunas cosas que tengamos por casa pero, de todos modos, se pueden encontrar fácilmente en cualquier tienda de disfraces.

Ahora, simplemente os queda meteros en el papel pensando que sois los seres más malvados del mundo.

Los Pitufos: Disfraz en grupo y fiesta temática

los-pitufos

¿Quién no ha visto alguna vez la entrañable serie de Los Pitufos? Incluso ahora han sacado una película. Pues bien, os invito a que os disfracéis en grupo o en pareja, para Halloween o Carnaval de estos diminutos seres azules. Para el disfraz en pareja tenéis la opción de disfrazaros de Papa Pitufo y de Pitufinao de Gargamel y Pitufina. Los disfraces de pitufo son tan sencillos que os los podéis confeccionar vosotros mismos sin ninguna dificultad. Además si lo deseáis podéis organizar una fantástica fiesta temática del poblado pitufo.

Empezaremos por el disfraz casero de Papa Pitufo. Simplemente necesitáis un pantalón rojo y una camiseta azul de manga larga. Si no los tenéis os los podéis confeccionar vosotros mismos junto con unos zapatos que cubriréis de tela roja rellena de algodón para que queden del plan patuco. Podéis haceros el gorro con tela roja y rellenándolo también de algodón para darle volumen. Comprad una barba blanca o hacéosla con algodón. Para la cola haceos un pompón con algodón azul. Si queréis podéis haceros la nariz con media pelota de pingpong pintada de azul. Para las manos os podéis poner guantes azules o pintároslas de azul como la cara.

Para el disfraz casero de Gargamel necesitaremos un vestido negro hasta los tobillos de manga larga y capucha. Recortaremos 3 cuadrados de tela gris y los coseremos en ambos codos del vestido y en la zona del ombligo. También nos harán falta medias y zapatos rojos. Podemos ponernos un gorro de piscina con lana negra pegada en nuca y sienes para representar la calvicie de Gargamel. Se puede usar una nariz grande de plástico y pintarse las cejas bien negras y gruesas. Podéis llevar un gato de peluche para simular a Azrael y un cazamariposas (para cazar pitufos) o un libro grande de hechizos.

Vamos ahora con la chica pitufo. Para el disfraz de Pitufina se necesita un vestido blanco de tirantes hasta las rodillas, unos zapatos de tacón blancos, un gorro también blanco y una peluca rubia larga. Podéis usar medias azules y el resto de piel que quede sin cubrir, pintarla de azul.

El resto de pitufos se hacen con pantalones y zapatos blancos, camiseta de manga larga azul y gorro blanco. No os olvidéis de la cola. Cada pitufo tiene un atributo que lo distingue de los demás. Pitufo Fortachón es el pitufo más fuerte. Tiene un corazón tatuado en cada uno de sus brazos. Pitufo Filósofo se asume a sí mismo como el cerebro de la aldea, el pensador. Se caracteriza por sus gafas negras y redondas. El Bromista lleva un regalo envuelto con lazo rojo. El Goloso o Cocinero lleva un gorro de chef y un delantal. El Vanidoso lleva un espejo de mano redondo. El Genio lleva un lápiz sobre una oreja. El Pintor lleva una chaqueta roja con un lazo negro. El Abuelo camina ligeramente doblado con un bastón, tiene una barba larga y afilada, y usa pantalones de trabajo amarillos y lentes. Pitufo Granjero es el granjero del pueblo. Usa pantalones de trabajo verdes oscuros, zuecos de madera, y un sombrero de paja. El Panadero lleva un pan bajo el brazo. El Pescador va con la caña de pescar. Pitufo Sastre hace toda la ropa en el pueblo. Aparece a menudo con una o dos agujas de coser en su gorra y una cinta de medir alrededor de su cuello. Pitufo Ovejero esquila ovejas y usa un sombrero de lana y tijeras grandes en un cinturón.

Para hacer una fiesta temática de Los Pitufos, deberéis recrear su aldea. Con cartón, pinturas y papeles de colores podéis hacer las diferentes setas que les sirven de casita. Acordaos que las setas son rojas con manchas blancas, aunque las podéis hacer de distintos colores para darle diversidad. Si os atrevéis, probad a construir el castillo de Gargamel.

¡Pitufad de la fiesta!

Caperucita Roja: disfraz y fiesta temática

caperucita-roja

Erase una vez, una niña llamada Caperucita Roja… Todos os sabéis este cuento. Es momento de convertirlo en realidad. Desde aquí os animamos a disfrazaros en pareja de Caperucita Roja y Lobo Feroz o bien en grupo con el Leñador y la Abuelita. Tenéis la posibilidad de disfrazaros tanto en Halloween (que está a la vuelta de la esquina) como en Carnaval y además podéis montar una fantástica fiesta temática en un bosque encantado que albergue la casa de la Abuelita.

Comenzaremos con el disfraz casero de la Caperucita Roja. En realidad este disfraz por lo único que se caracteriza es por la capa roja con capucha y la cestita. Todo lo otro es a escoger según vuestras propias preferencias. La capa es muy sencilla de hacer, simplemente con tela roja, se corta la forma y luego se le cose una capucha. Acordaos de coserle dos tiras a ambos lados del cuello para poder atárosla con un lacito. La longitud de la capa la decidís vosotros, aunque acostumbra a ser de dos tipos, una corta hasta los codos, o bien una más larga hasta el muslo. Para el vestido tenéis diversas opciones. Podéis usar uno propio que tengáis estampado, tipo campestre. También podéis confeccionarlo vosotros mismos con tela blanca o floreada, añadiéndole un corpiño negro con cordones cruzados sobre el abdomen si queréis. Sería adecuado que el vestido llegase por las rodillas. Usad zapatitos negros de hebilla tipo niña, medias blancas tupidas y una cestita cubierta con tela de cuadros rojos y blancos rematada en puntilla. Para un toque final podéis pintaros los labios rojos y poneros colorete también rojo. Podéis pintaros pecas en las mejillas y haceros dos trenzas.

Vamos ahora con el el Lobo Feroz. El disfraz de lobo lo podemos hacer cubriendo de tiras cortas de lana un mono de tela marrón para simular el pelaje. Las orejas de lobo se pueden comprar o bien las podéis hacer con papel de periódico, pegamento y pintura. La cola se puede hacer recubriendo un alambre con algodón y tela marrón con tiras de lana pegadas. Podéis comprar garras o bien hacéroslas como las orejas. La cara os la podéis maquillar simulando un lobo, podéis compraros una máscara o bien hacérosla vosotros mismos. Si queréis poneos lentillas amarillas. Para hacerlo más divertido podéis disfrazar al lobo de abuela con un camisón, gafas redondas y un gorro para dormir.

El disfraz de Leñador es simple. Usad una camisa de franela de cuadros, unos pantalones marrones de pana con tirantes y unas botas de montaña. Haceos un hacha y una escopeta con papel de periódico, pegamento y pintura. Poneos una barba postiza o bien pintáosla para tener más un aspecto de leñador curtido.

Para el disfraz de Abuelita sencillamente necesitáis un camisón de los antiguos que llegan hasta los tobillos (si no lo tenéis os lo podéis confeccionar vosotros mismos con tela blanca), un gorro antiguo de dormir (uno de disfraz de sirvienta puede servir), unas zapatillas de estar por casa y unas gafas pequeñas redondas (si no tenéis os las podéis hacer con alambre).

Centrémonos  finalmente en la fiesta temática. Podéis ambientar vuestra casa o local en un bosque de cuento con árboles de cartón, flores de papel, piedras de colores, etc. En el centro podéis situar la casita de la abuelita, tipo cabaña, pequeña y de madera (la podéis hacer con cartón). No os olvidéis la chimenea (podéis dibujarle el humo saliendo si lo deseáis). También podéis poner una cama para interpretar un poco el cuento.

Espero que os hayan servido las ideas y que disfrutéis de la fiesta. ¡Colorín colorado, este cuento se ha acabado!

Disfraz en pareja: Carnaval Veneciano

disfraz-veneciano

Si os apetece lucir disfraz con vuestra pareja o en grupo ahora que se acercan Halloween y Carnaval, os ofrecemos la posibilidad de confeccionar vuestros propios disfraces caseros de carnaval veneciano. Existen muchas variedades, tipología, colores y accesorios, por lo que os mostraremos un amplio abanico de opciones para escoger. Estos tipos de disfraces tienen unas características comunes. Todos llevan máscara, ya sea blanca o de otro color, que cubra la cara o media cara, decorada o lisa. Otra característica es que llevan la cabeza cubierta, ya sea por una peluca blanca con tirabuzones de época o por un tocado o sombrero. Los volantes, voluptuosidades, plumas, capas y cetros son también elementos comunes en este tipo de disfraces.

Podemos empezar por el estilo de disfraz de carnaval veneciano gótico. El disfraz para hombre se compone de unos pantalones de tela negros, una camisa blanca, unas botas negras, un cinturón negro con hebilla dorada en forma de moneda, una levita negra abierta a la que añadiremos plumas negras y blancas en los bordes, en el cuello y en los puños, unos guantes blancos, una máscara blanca que cubra la cara entera (se puede comprar o hacer con papel de periódico, pegamento y pintura blanca), un gorro con plumas negras y blancas, un medallón que parezca antiguo (se puede comprar o confeccionar con cartón y pinturas) y un báculo que nos llegue hasta la altura de la cabeza (podemos hacerlo forrando un palo de escoba con tiras de papel negro y blanco entretejiéndose). EL disfraz para mujer es bastante más complejo por el vestido. Necesitaremos un can-can para confeccionarnos un traje típico de época. Haremos un vestido blanco hasta los pies y muy ancho de falda para que quepa el can-can. Encima nos pondremos una especie de levita  (a conjunto con la de nuestra pareja) que cubra el vestido blanco hasta los pies, pero dejando la parte de delante abierta para que se vea el vestido blanco. Ataremos la levita-vestido con un broche a la altura del ombligo. Colocaremos plumas negras y blancas por los bordes, cuello y los puños. Usaremos guantes blancos, botas negras, medallón y gorro a juego con el de nuestra pareja, máscara blanca que nos cubra toda la cara y dos broches a juego con la hebilla del cinturón de nuestra pareja a ambos lados de la falda-levita.

Otros tipos de disfraces pueden ser:

-Tipo arlequín de color celeste, máscaras plateadas que cubran la cara entera, volantes blancos en puños y cuello, guantes blancos, mangas tipo príncipe, tocados altos, voluptuosos y creando ondas (se pueden hacer con papel de seda celeste). El tocado de la chica con velo hasta las rodillas.

Con terciopelo granate, máscaras doradas que cubran toda la cara, guantes de terciopelo granate y tocado en forma de cilindro con motivos granates, dorados y blancos.

Con tul rojo y caqui, máscaras blancas que cubran toda la cara, guantes dorados, velos moriscos en la cara y gorros tipo Rembrandt estilo boina abultada roja con pluma grande en un lateral color caqui.

Vestidos negros con levitas blancas con plumas blancas, guantes negros, máscaras enteras blancas con labios negros, collar de perlas para la chica, báculo de cuerpo negro y cabeza blanca con plumas para el chico y turbantes  blancos con plumas también blancas.

Azules y blancos con antifaces blancos y velos azules hasta la nariz, guantes azules y tocados altos con tul azul.

Estas son solo unas pinceladas de todo lo que podéis diseñar. Combinad ideas de trajes antiguos, con máscaras de todos los tamaños, formas, colores, motivos y purpurinas. Utilizad diversos complementos como cetros, báculos y sombrillitas de época. En definitiva, usad vuestra imaginación para crear, crear, crear.

¡Disfrutad disfrazándoos!