Una pareja de cine

El cine nos ha dado parejas inolvidables y podríamos escoger entre muchas de ellas a la hora de decidirnos por un disfraz en pareja inspirado en el celuloide. Pero hoy vamos a proponer dos clásicos que no solo siguen estando presentes en la mente de todos, sino que son sencillos de realizar y de reconocer por cualquiera.

El primero de ellos se puede conseguir con prendas que tenemos por casa y el segundo es barato y fácil de encontrar en cualquier bazar o tienda de disfraces en todas las ciudades. Como se trata de dos propuestas muy vistas vamos a darles un toque diferente para hacerlos un poco más divertidos.

Charlot, un clásico que no pasa de moda

Charles Chaplin en su clásico personaje de Charlot al que debe su fama, nunca pasará de moda en el mundo del cine. Pero tampoco pasará de moda en el mundo de los aficionados a los disfraces ya que es un atuendo muy fácil de conseguir, apto para los dos sexos y divertido para mayores y para niños.

Conseguir transformarse en Charlot no es en absoluto complicado, tan solo necesitas un traje negro, da igual corte o condición. Un bastón que siempre puedes suplir por un paraguas si no deseas comprar uno a propósito para el traje. Un bigote que bien puedes pintar para no preocuparte de si cae o no cae y su peculiar sombrero.

Y es que lo principal de este traje no son tanto los detalles del mismo como la personalidad que le quieras dar, caminando como solía hacerlo el cómico más famoso de todos los tiempos, balanceándose hacia los lados de un modo muy característico y que tantos han tratado de emular.

Pero si lo que queréis es ser una auténtica pareja de cine…Charlot debe de ser ella, sin duda.

Smiffy's - Disfraz de Estrella de los años 20, con Chaqueta, Pantalones, Chaleco postizo y Corbata Charleston, Color Negro, L 33830L
  • Incluye Disfraz de estrella de los años 20, con chaqueta, pantalones, chaleco postizo y corbata
  • Tórax 42"-44" / cintura 36"-38" / entrepiernas 33"
  • Nuestro equipo interno de seguridad asegura que todos nuestros productos son manufaturados y rigurosamente testados para cumplir con los estándares y regulamentos europeos y americanos de seguridad
  • Smiffys es un proveedor líder de disfraces y una empresa familiar con una herencia de 123 años en disfraces, pelucas, maquillaje y accesorios
  • Tenga en cuenta que todos nuestros productos Smiffys siempre vienen en un empaque completo con la marca Smiffys

Marilyn, la leyenda eterna.

Y para él otro clásico que tampoco morirá nunca. La rubia más famosa del celuloide, el símbolo erótico de toda una época que ha sabido seducir por igual a hombres y a mujeres de distintas generaciones con su mezcla de sensualidad y fragilidad. Esa rubia que parecía tonta pero que siempre se salía con la suya en sus inolvidables y divertidas comedias.

Por muy poco podrás conseguir el atuendo completo: la peluca rubia y el inmortalizado vestido blanco de vuelo que tan malas pasadas le jugaba a Marilyn al pasar por una salida de aire de una acera

WIDMANN Widman - Disfraz de Marilyn para mujer, talla M (35022)
  • Marilyn vestido para adulto (m)
  • UK 10 – 12
  • Disfraz
  • Marca nueva

Me he quedado en los huesos

De cara al verano son muchos y muchas los que empiezan la operación bikini con la ilusión de quedarse en los huesos y lucir un tipo envidiable en la playa. Pero no me refiero a esta metafórica forma de hablar, sino a quedarse realmente en los huesos, al menos simuladamente, para disfrazarse de calavera en la próxima fiesta temática de Halloween o de terror.

La peculiaridad de este disfraz es que no necesitaras una ropa concreta. Puedes ir totalmente de negro y ser todo un miembro de los Misfits o colocarte una capucha y una guadaña y ser la muerte. También puedes optar por una ropa vieja y raída y convertirte en todo un zombie, o vestir con ropas heavys y una peluca blanca y ser una reformada versión del querido Eddie, el inseparable y monstruoso icono de Iron Maiden.

Su fuerza está en el maquillaje.

La fuerza de este disfraz está en su impresionante maquillaje, así que la ropa será lo de menos para convertirte en el centro de atención de la fiesta, porque nadie permanecerá indiferente a tu escalofriante maquillaje y tendrán que mirarte al menos dos veces para comprobar que estás vivo.

Y lo mejor de todo es que es realmente sencillo de realizar: lo primero que tienes que hacer es cubrir la cara completamente con maquillaje blanco, grueso y que cubra totalmente la piel. Deja sin pintar dos redondeles alrededor de los ojos, la punta de la nariz y una zona amplia alrededor de la boca. Cubre la zona de los ojos y la punta de la nariz con pintura negra para la piel.

La sonrisa, la clave de tu look.

La cadavérica sonrisa es la clave para que este disfraz sea tan impactante. Con un lápiz negro de ojos dibuja los dientes uno a uno con cuidado. No tienen que ir perfectos, pero cuantos más realistas queden más escalofríos causarás cuando te miren. Vete cubriendo todo con pintura negra y al final rellena los dientes con maquillaje blanco del que usaste para el resto del rostro.

Si te gustan los detalles sangrientos puedes comprar pintura roja y dibujar una línea horizontal irregular por el cuello, a modo de gargantilla, simulando un enorme tajo que haya sesgado tu cabeza. Incluso puedes trazar varias rayas negras verticales para que parezca que ha sido cosida o grapada nuevamente.

Es un disfraz ideal para realizarse de forma individual o para ir en pareja, vestidos de aterradores novios de ultratumba.