Aladdín, Jasmine y la fiesta maravillosa

 

aladdin-jasmine

¿Os apetece volar con la alfombra mágica de Aladdín? ¿O quizá preferís frotar la lámpara maravillosa? Ahora podréis hacer realidad todos vuestros deseos confeccionándoos vuestros propios disfraces caseros y decorando una fiesta ambientada en el fantástico mundo de Aladdín, recreando todos los rincones de la película Disney. Tenéis la opción de disfrazaros en pareja o bien hacer una gran fiesta de disfraces en grupo, ya sea para Carnaval o para Halloween.

Podemos empezar por el disfraz de Aladdín. Aquí tenéis dos opciones, podéis escoger el disfraz de Aladdín con harapos de pobre o bien el disfraz de Aladdín príncipe. Para el disfraz de Aladdín pobre, necesitaremos tela lila para hacer el chaleco, teniendo en cuenta que tiene que ser pequeño, corto y que deje el pecho al descubierto. Usaremos tela blanca para confeccionar los pantalones en forma de bombachos. Estos tienen que ser estrechos de cintura y de tobillo, pero ensancharse en las piernas haciendo un poco de bolsa. Procuraremos que el pantalón nos llegue justo por debajo de los gemelos. Con tela marrón recortaremos un cuadrado para coserlo en la pierna derecha del pantalón a modo de parche. Utilizaremos esta misma tela para cortar una tira y enrollárnosla con varias vueltas en la cintura para el cinturón. Ahora solo nos queda el gorro. Tenemos dos opciones, lo podemos hacer con fieltro o bien con cartulina granate. Para confeccionar el disfraz de Aladdín príncipe, necesitaremos tela blanca para hacer la camiseta de manga larga, los pantalones de bombacho y el turbante con velo por la nuca. Para rellenar el turbante podemos usar algodón. Utilizaremos tela dorada para recubrirnos nuestros zapatos hasta las pantorrillas, recordando que las botas acaban en punta hacia arriba (podemos rellenar la punta también con algodón). Para el cinturón nos enrollaremos con varias vueltas una tira de esta misma tela. Dicha tela también la necesitaremos para la frente del turbante, para el cuello y los puños de la camiseta y para coser una tira que vaya desde el cinturón, pasando por el pecho hasta detrás de los hombros (podemos usar algodón o alambre para que quede levantada). Para la capa coseremos una tela lila y una dorada, una encima de otra, quedando la dorada en la parte exterior y la lila en la interior cuando nos la coloquemos. Para finalizar pegaremos una pluma azul con un broche azul y lila con los bordes dorados en la parte delantera del turbante. Para el broche podemos comprar uno de plástico, o bien confeccionarnos uno nosotros mismos con cartón y pinturas.

Para el disfraz casero de Jasmine únicamente necesitaremos tela azul celeste. Nos haremos unos pantalones de bombacho bajos de cintura y un top de tirantes caídos. Con la misma tela haremos tres tiras, una la usaremos a modo de cinta en la cabeza y las otras dos serán para coleteros. En medio de la cinta pegaremos un broche azul con bordes dorados de plástico, o bien lo confeccionaremos con cartón y pinturas.

Ahora vamos con el disfraz casero del Genio. Es un disfraz muy sencillo, solo necesitamos unos pantalones azules, una tira de tela granate para el cinturón y zapatos marrones con la punta enroscada hacia arriba (podemos usar tela y rellanarla de algodón). Para el cuerpo hay dos opciones. Si sois corpulentos simplemente con pintaros todo de azul tenéis suficiente, si no tenéis la opción de haceros una camiseta de manga larga de tela y rellenarla de algodón para simular los músculos. Para el toque final necesitaréis hacer las muñequeras doradas, ya sea comprándolas o confeccionándolas con cartulina o tela y un aro dorado en la oreja derecha. Si deseáis hacer al Genio libre os bastará el mismo disfraz pero sin muñequeras ni aro pero con una camisa hawaiana amarilla sin abrochar. Acordaos de que el genio lleva una barba muy fina que contornea la mandíbula y con un rizo en la barbilla y una coleta pequeña en el centro de la cabeza en forma de palmerita recogida con un aro dorado. Podéis hacer sus orejas puntiagudas con masilla, con cartón o con tela y alambre.

Para disfrazarnos de Jafar necesitamos tela granate, negra y dorada. Con la tela negra haremos el vestido sin mangas hasta los pies y el turbante rellenándolo de algodón. Con la tela granate haremos las mangas, el cinturón y el velo que sale de debajo del turbante desde las orejas hasta la nuca. Para confeccionar la capa uniremos la tela negra y granate para coserlas una encima de la otra. Al colocárnosla el lado negro quedará en el exterior y el granate en el interior. Para hacer las hombreras acabadas en pico hacia arriba podemos usar alambre. Al turbante le coseremos una tira de tela dorada formando una onda hacia abajo en la parte delantera, y es ahí donde pegaremos un broche rojo con borde dorado y una pluma roja. Los zapatos son dorados y acaban enroscados hacia arriba (se pueden hacer con algodón o alambre). Nos confeccionaremos un bastón dorado rematado por la cabeza de una cobra con ojos rojos. Lo podemos hacer con madera, plástico o cartón. Si queremos darle un toque divertido podemos pegarnos el peluche de un loro en el hombro simulando a Iago o confeccionarlo nosotros mismos. La barba de Jafar es como la del genio pero con bigote.

Si lo deseáis podéis disfrazaros de otros personajes como son el padre de Jasmine, su tigre, el mono de Aladdín, la alfombra y la lámpara.

palacio-aladdín

Para divertiros podéis hacer una gran fiesta temática de Aladdín y su maravilloso entorno. Con cartón y pinturas podéis recrear toda la ciudad árabe y el palacio, siempre con formas redondeadas y colores dorados y blancos. Podéis decorar la estancia con palmeras de cartón y papel de seda y añadir jarrones y velos por las paredes, mesas y sillas. Además se pueden hacer alfombras de estilo árabe pintándolas en cartulinas o folios de grandes dimensiones.

¡Disfrutad de vuestro mundo ideal!



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *