¡Disfraces para niños en Carnaval!

¡Carnaval es fantasía e imaginación! Utilizando bolsas de plástico, distintos papeles, cartulinas, restos de lana, pinturas para maquillaje, y otros materiales como tijeras, lápices, pegamento y grapadoras, se puede crear un disfraz de lo más original para el carnaval de los niños.

¡Carnaval también es creatividad! Empecemos con algunas sugerencias:

Disfraz de indio:
Con una bolsa de plástico grande que se usa para la basura, sea de color negro, amarillo o azul, creas el traje. Recortas tres círculos: uno para el cuello y los otros dos para los brazos, haces algunos flequillos en el bajo, e decoras la vestimenta con dibujos geométricos hechos con cintas adhesivas de distintos colores. Para la cabeza, amarras una tira de plástico también decorada con las cintas adhesivas. También puedes amarrar una tira igual en las piernas. Ahora queda solamente pintar la cara, decorar un palo con flequillos de cinta y tu hijo ya estará preparado para salir a disfrutar del carnaval disfrazado de indio.

Disfraz de medusa
Para la medusa, solo tendrás que conseguir un paraguas de un color clarito como el rosa o el azul celeste, abrirlo y pegar por todo el borde cintas de colores que sigan hasta los pies del niño. Si el paraguas es azul, es conveniente que el niño o la niña use una ropa entera del mismo color. Con eso, solo queda abrir y cerrar el sombrero muy lentamente, para parecerse a una medusa.

Disfraz de León
Un buen león es de color marrón o naranja. Si tienes un pantalón o unas mallas de color marrón, y una camiseta o camisa marrón, ya tienes algo para empezar. Para la cabeza del león, puedes recortar un círculo en cartulina marrón. Para meterlo en la cabeza del niño recortar otro círculo en el medio y adornar todo el círculo con lanas de color marrón, naranja y amarillo, como si del pelo se tratara. Para terminar, basta con hacerle un maquillaje de lo más «feroz».

Disfraz de Pipi Calzaslargas
Este es un disfraz más orientado a las niñas. Con un vestido de lo más floral y estampado, unos leotardos de colores, unas medias que contrasten por encima, dos coletas con trenzas (con alambre por el medio) para arriba, con colorete y pequitas en la cara, ya tenemos una Pipi en casa.

Disfraz de Momia
Todo un clásico de Halloween pero que también se puede utilizar en el carnaval. Basta con liarte el cuerpo con vendas, y ya está. Eso sí, dejando siempre un agujerito para respirar y ver.

Disfraz de Fantasma muy fiestero
En una sábana blanca, recortas dos agujeros para los ojos del niño. Puedes repartir serpentinas de colores por el cuello, y brazos. Luego, con una cartulina blanca puedes hacer un sombrero (en cono) y pegarles adhesivos de estrellas, de todo lo que os ocurra. No hace falta nada más para salir por ahí y divertirse con los amiguitos.

¡Feliz creación!

Fuente de la imagen



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *