Un Halloween de miedo: Freddy Krueger

Hoy dejamos de lado los disfraces más clásicos, para lo que os remitimos a entradas anteriores, y os proponemos disfrazaros de Freddy Krueger.

Aunque supongo que todos vosotros sabréis perfectamente quién es este temible personaje, os lo presentaremos, por si hay alguno que anda despistado. Freddy Krueger es el protagonista de las películas tituladas «Pesadilla en Elm Street». Este terrible personaje entra en las pesadillas de los niños para asesinarlos y si lo consigue, estos seguirán muertos en la vida real. Espeluznante, ¿verdad?

Pues bien, si su definición os ha parecido lo suficientemente aterradora, podemos entrar ya en el tema de cómo realizar el disfraz de Freddy Krueger.

Como podéis observar en la foto, disfrazarse de este terrorífico personaje es muy fácil.

En primer lugar necesitaremos unos vaqueros, unos pantalones negros o similares. Básicamente, una parte de abajo que no llame mucho la atención.

En segundo lugar, una de las piezas claves; un jersey de rayas rojas y verdes. Nos vale también con rayas rojas y negras pero, a poder ser, debe ser de manga larga.

Además de eso, el segundo elemento clave será un guante con cuchillas. En general, este accesorio lo suelen tener en alguna tienda de disfraces, sin embargo, podemos hacerlo casero con un guante grueso (como los que se utilizan para trabajar en el jardín, por ejemplo) y una tiras de cartón forradas con papel de aluminio.

Por último, necesitaremos un sombrero negro. Al igual que con el jersey, aquí también hay restricciones; nada de gorros de lana o similares, debe ser lo más parecido posible al que podéis ver en la foto.

Finalmente, necesitaréis masilla de hacer heridas, que podréis encontrar también en alguna tienda de disfraz o de artículos de broma. Esta masilla nos permitirá simular ese aspecto de piel quemada que caracteriza a Freddy Krueger. Esta será, sin duda, la parte más difícil de todo el disfraz, pero si conseguís un buen maquillaje, sin duda, seréis las personas más horripilantes de toda la fiesta.

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *