Disfraz casero de hombre lobo para Halloween

Lo esencial en este disfraz es dar la apariencia de que todo tu cuerpo está cubierto de pelos.  Los pasos para preparar este disfraz de Halloween son los siguientes:

Maquillaje

Debes pintar tu rostro, el cuello, el torso y las manos con pintura carmelita que no irrite la piel. Difumínala suavemente por todas estas zonas mediante movimientos circulares con tus dedos. Al concluir añade con color rojo algunas heridas en la cara y el pecho. A continuación deberás tomar una vieja peluca con pelo castaño o pardo y recortar pequeños trozos de pelo e irlos pegando sobre las zonas maquilladas. Cuidado con la goma que utilices. Asegúrate de que sea la apropiada para que no dañes tu piel.

Vestuario

Toma una vieja camisa blanca de mangas largas y practícale algunos desgarrones y jirones. Alrededor de de estos pon un poco de pintura roja para simular sangre. Para la parte inferior del cuerpo te pondrás unos pantalones y zapatos normales pues este disfraz es de hombre lobo durante su transformación.

Complementos

Una peluca castaña con los pelos estirados hacia atrás impregnados de laca para que se mantengan en esa posición.  Puedes embarrar algunos mechones de rojo para que parezca sangre. Completa el disfraz con unos dientes y orejas de silicona que tendrás que comprar en una tienda de disfraces.

El toque final

Si te pones una lentillas de color amarillo de otorgará el toque terrorífico perfecto al disfraz de hombre lobo.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *