Disfraces con bolsas de plástico!

Estamos en la era del reciclaje, así que no tires tus bolsas que puedes crear con ellas buenos disfraces para impresionar a tus amigos.

Normalmente las bolsas para carnaval son tamaño adulto y bastante resistentes. En caso de querer hacer un disfraz para un niño pequeño utiliza sólo media bolsa.

Empezamos con la fresa. Es una bolsa roja cortada en pico y con unos rabos hechos con bolsa verde. Para las pepitas pinta pequeños círculos con un rotulador permanente. Si se quiere se pueden hacer más hojas para las muñecas, tobillos y coleta. Es muy rápido de hacer y además es muy vistoso.

La mariquita. Por la parte trasera tiene una línea de cinta aislante negra y varios círculos negros de papel adhesivo negro. Por la parte de abajo lleva recortadas las alas aunque en la foto no se aprecia bien. Las antenas están hechas con otro trozo de bolsa negro. Recorta una tira de unos dos cm de ancho y da un nudo en la parte superior de la cabeza. Los extremos de la cinta quedarán hacia arriba formando las antenas. Se pueden usar también de esas diademas con antenas.

Peter Pan. Este también es muy sencillo. Necesitas una bolsa verde, otra negra y papel adhesivo amarillo.
Para hacer este disfraz, corta varios picos por la parte de abajo y un hueco para la cabeza. Dibuja una espada y un cuadrado con un agujero en medio en papel adhesivo amarillo (la espada se supone que es de madera). Con la cinta negra haz un cinturón para que el disfraz se ajuste a la medida del niño y después le pego la hebilla y la espada. El cuello lo he adornado con una bolsa blanca pero es sólo para darle un toque diferente.

Por cierto, si en vez de una espada, le haces un arco y unas flechas, en vez de ser Peter Pan, serás Robin Hood.

Y por último, un payaso. Hacemos el poncho del color que querramos, y luego le adjuntamos unos circulos como botones y un lazo. Puedes agregarle los bolsillos en forma de cuadrado y un corazón si te apetece.

Lo importante de estos disfraces es que son desechables. Una vez utilizados seguramente no puedas volver a utilizarlo ya que se rompen enseguida. Eso si, si llueve estarás cubierto de la lluvia, ¡solo te hará falta una gorra y listo!. Recuerda vigilar a los niños a la hora de hacer estas manualidades en casa.

¡Feliz creación!
Erika.

 

Fuente de la imagen



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *