Ahora que se lleva lo vintage

Parece que últimamente vuelve lo que se llevaba hace 20 años, no hay más que entrar en una tienda de ropa y mirar un poco por encima los colores, cortes … que se supone que están de moda. Por eso, podemos utilizar esta excusa para volver al pasado, a los personajes que llenaron nuestra infancia y los objetos que marcaron una época.

Creo que en este caso es mejor que se convierta en un disfraz de grupo, ya que cada miembro puede recrear un personaje o un objeto que nos recuerdo los años 80 en los cuales muchos vimos por primera vez la luz.

Tenéis muchas opciones, por ello le podéis dar el estilo que mejor os venga, intentado llevar algo que de una sensación de unidad. Por ejemplo, podéis colgaros del pecho un cartel o haceros una chapita con un mensaje, por ejemplo, con un lema como “lo mejor de los 80”.

Dibujos animados

¿Quién no recuerda a Heidi o a Marco? o a ¿Candy Candy? o a ¿Los Fruitis? Existes numerosos ejemplos de dibujos animados que marcaron a toda una generación. Simplemente elegir aquel que creáis que os haya marcado más o recordáis con más cariño. Tener en cuenta que sean fáciles de conseguir y o se puedan “construir” de manera sencilla.

Bolsas de Matutano a precio joven

¿Lo recordáis? habrá muy pocos que no se acuerden de las típicas bolsas de Matutano a 25 pesetas. Lo que con ahora serían 15 céntimos de euro y que poco o nada se puede hacer con ello, antes se podía comprar una bolsa de patatas sin problema.

Cada uno puede elegir un producto que antes tuviera el sello de precio joven. En este caso comprarlo no, pero hacerlo es muy fácil. Solamente necesitaréis una bolsa de basura que os cubra todo el cuerpo y papel o cartón pegado con la chuchería elegida.

A la moda

En los 80 pasamos por todas las modas posibles, pantalones pitillos, con campanas enormes, de pana, jerséis de rombos y con dibujitos de muñecos de nieve en invierno, gorros con borlas, camisas con aquellas incomodas hombreras, chaquetas y pantalones de cuero… pero también en los peinados se nota una gran diferencia.

Algunos recordarán aquellas mujeres con permanentes o con grandes volúmenes, que estaban a la orden del día. Como signo de poder y con basados en telenovelas como Dallas o Dinastía, las chicas elegían ese tipo de peinados y aunque actualmente nos parezca que es lo más retro que existe, no hace tanto que ocurrió.