Mulán, princesa o guerrera

Y si tras ver el disfraz de geisha tu hija ha quedado fascinada con Japón pero no quiere saber nada de ir tan maquillada y llena de perifollos, quizás tengas en casa una pequeña Mulán, más guerrera que princesa, eso si. La joven protagonista de la película de Disney se hacía pasar por hombre y se enrolaba en el ejército convirtiéndose en una especie de samurai.

Estamos ante un disfraz que puede tener varias versiones. Puedes comprar un completo traje, con sus ornamentos metálicos de guerrero y su relleno para hacer parecer fuerte y temible a tu pequeña. Divertido, pero quizás un poco incómodo si la niña lo que quiere es jugar, corretear y “pelear” con su sable.

La versión casera del guerrero

Pero este traje tiene también su versión más casera y nuevamente recurriremos a los bazares chinos. Allí podemos encontrar una especie de traje chino (pero disimularemos y pensaremos que es japonés) a medio camino entre uniforme de artes marciales y pijama, con bordados dorados de inspiración oriental.

Estos trajes son de pantalón y casaca, lo que lo convierten en una alternativa muy cómoda para que nuestra pequeña Mulán  vaya bien disfrazada y a la vez tenga toda la soltura necesaria para sus juegos. Nuevamente deberemos de hacer un fajín, que en este caso podemos comprar ya que no tendrá que ir a juego con nada que no sea el traje. Servirá para ceñirle un poco la casaca y también para que pueda llevar su sable.

Maquillaje y peinado.

En este caso el maquillaje es del todo innecesario aunque será divertido maquillarle los ojos para que tengan un aire oriental. Lo más característico de esta guerrera japonesa es su moño, el peinado típico de los guerreros. Más sencillo imposible ya que solo tendrás que recoger todo su pelo en una “moña” en el medio de la cabeza.

Difícilmente encontrará un traje que resulte más divertido, cómodo y sencillo de realizar sin gastarse demasiado dinero. Es ideal para aquellas niñas que no paran quietas y que piensan que los trajes de princesa son un auténtico engorro, pero adoran a Disney y a sus personajes con todo su corazón.

Además si tienes un niño en casa, puedes hacerle el mismo traje y convertirlo en uno de los compañeros guerreros de Mulán, ya que el atuendo es el mismo, por lo que estamos ante un práctico traje unisex.