Disfraces para niños.

 

Sabemos que la época infantil es el momento en el cual más nos disfrazamos y más nos divertimos con estos disfraces creyendo verdaderamente que somos ese personaje en el que nos convertimos. Para seguir creando desde casa, vamos a ver distintos disfraces para realizar a bajo coste.

MONSTRUO: Es una simple caja con una enorme abertura y una serie de trozos de cartón blanco en forma de afilados dientes. Sólo necesitas una caja y un poco de maña  para recortar la boca. También debes dejar un hueco redondo por la parte de abajo para la cabeza del niño. Puedes vestirl@ de negro, marrón, verde…y comprarle unas garras para las manos y si quereis incluso hacer unos pinchos, con cartón, para la espalda. Además podeis pintar la caja juntos y dibujarle unos terroríficos ojos.

MOMIA: Necesitarás muchas vendas, eso sí, o finos y largos trozos de tela blanca. Enrróllalos sobre su cuermecito y deja algunas tiras sueltas para que de sensación de viejo…y voilà!

FANTASMA: Nadie sabe quien es el que lo lleva y además si lo viste algun@ de tus pequeñ@s podrá ir bien abrigado por debajo! Sábana a ras de suelo, dos agujeros para los ojos, pinta una boca terrorífica y compleméntalo con una cadena, un hacha, una calabaza…

GNOMO: Necesitas combinar los colores de jersey y pantalón en escala de grises, pantalón en negro y pull más claro es perfecto. También necesitarás un cinturón ancho y negro y una herramienta de campo de mentira. Además, y esto sí es imprescindible, una barba blancha de mentira, cuanto más larga mejor, un el sombrero picudo que puedes hacer con una cartulina grande y roja, enroscándola hasta conseguir un cucurucho.

GLOBO: Tienes que recortar dos de los lados opuestos de una caja y hacer cuadraditos marrones a modo de cesta. En las cuatro esquinas inferiores cuelga bolsas de cartón a modo de pesos…pero vacíos claro! En las cuatro esquinas superiores pega con celo cuatro palos finos de madera y usa uno de los lados antes recortados a modo de tejadillo de donde luego se sujetarán los globos hinchados con helio. Por último consigue dos tiras de tela y a modo de tirantes sujeta la caja a los hombros de tu peque. La gente se le quedará mirando y todos los demás niños querrán ir en el globo!

LEÓN: Es uno de los disfraces más míticos para niños es tan rápido y fácil como conseguir un chándal amarillo (o en su defecto un jersey y un pantalón, incluso en marrón es válido!) y hacer nosotros mismos la máscara. ésta sería tan sencilla como adquirir varios retales en tonos marrones y amarillo y recortar tiras de igual longitud. Después, cose los extremos sobre un gorro ajustado, preferiblemente en tono marrón. Cubre el gorro de tiras de colores entremezclados.También debes pintarle bigotes a tu peque así como comprarle unas garras o hacerlas tú misma con unos guantes y cartón.

 

¡Feliz creación!

Erika.

 

Fuente de la imagen



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *