Disfraces caseros de vampiro para Halloween

En la noche de Halloween, los disfraces de vampiros son uno de los más populares debido a su toque de horror elegante y versatilidad. Si deseas vestirte con un traje de vampiro o vampiresa sin parecerte a nadie, continúa con la lectura de este artículo donde te damos algunas ideas geniales para que prepares tus disfraces caseros originales.

Vampiro actual: Este es un disfraz para vampiro que se niega a seguir la moda de Transilvania iniciada por el conde Drácula. Viste unos pantalones vaqueros con una camisa de rockero heavy metal, compra los colmillos de vampiro en la tienda de artículos de fiesta más cercana, dibuja un poco de sangre chorreante alrededor de la boca, y no olvides las gafas oscuras ni las uñas pintadas de negro.

Rey vampiro: Este disfraz se confecciona a partir de un disfraz elegante y tradicional de vampiro. Para completar el atuendo solo es necesario agregar una peluca del siglo XV o XVI y una corona a la cual le tendrás que dar un aspecto macabro rodeándola de alambres decorados con sangre artificial, animales de juguete colgando como si estuvieran muertos y hasta puedes ponerle un cuervo de goma sobre la corona. No olvides la clásica sangre en la boca.

Vampiro metido en su ataúd: Aunque este disfraz es un poco complicado merece la pena hacerlo pues resulta muy divertido y llamativo. Primero tendrás que hacer el sarcófago con cartón y pintarlo con el diseño para la ocasión en tonos lúgubres y oscuros. Luego le haces dos agujeros a los costados y cerca de la parte superior del féretro para sacar los brazos y que la caja  descanse encima de tus hombros. Te vistes de vampiro y te metes dentro del ataúd. Muy original.

Novia vampiresa: Busca un vestido negro bien largo y un velo del mismo color o tiñe de negro un vestido de novias. Prepara un ramo de flores artificiales negras, también pueden ser flores normales marchitas. Solo te queda poner cara de novia sufrida, unas lágrimas negras pintadas corriendo por tu rostro y un poco de sangre artificial en las comisuras de los labios.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *